Zona NorteZona CentroZona Sur

A 105 kilómetros al sur de Arica, en la Región de Arica y Parinacota, emplazada en un territorio arqueológico de gran envergadura, se asoma entre cerros y quebradas la Caleta Camarones.

Al recorrer el breve trayecto que la separa de la localidad de Cuya, van surgiendo contrastes que cautivan a los visitantes: un hermoso humedal que llega al mar, la hostilidad del Desierto de Atacama y una imponente representación de las momias Chinchorro.

La mayoría de los turistas que llegan al lugar lo hacen motivados por conocer la milenaria cultura Chinchorro, expertos pescadores y cazadores cuya presencia se extendió desde Ilo en Perú hasta Antofagasta por la costa del desierto de Atacama. Reconocida como la primera en el mundo en momificar artificialmente a sus muertos. Sin embargo, al adentrarse en la caleta, la hospitalidad de sus 30 habitantes los empapa de una experiencia única e imperdible.

Aquí los pescadores ofrecen incorporar a los visitantes en la actividades propias de la jornada. Los reciben con un desayuno, posteriormente les muestran las artes de pesca que utilizan para extraer productos tales como la corvina, cholgas, locate, erizos, pulpo, almeja y jaiba, entre otros. El día continúa con lo que denominan cocina comunitaria que consiste en la preparación en conjunto, de turistas y anfitriones, de las recetas elaboradas por los propios pescadores. Cada uno le imprime un sello particular adquirido tanto en la práctica misma de la cocina como por la influencia del lugar desde donde provienen. Los platos más apetecidos por los visitantes son el ceviche, el pescado sudado, el chicharrón de pulpo, la causa de locate o de loco y el chinchorral como llaman en la caleta a la preparación de mariscos cocidos al disco.

Vestigios arqueológicos de la cultura Chinchorro están presentes en Caleta Camarones. El poblado cuenta con un museo de interpretación donde es posible observar réplicas de las momias negras (5.000 al 3.000 a.C. aprox.) y de las momias rojas (2.500 al 2.000 a.C. aprox.). También forman parte de la exhibición algunas piezas auténticas encontradas en contextos fúnebres. Son los propios pescadores, guardianes de la riqueza de esta cultura, quienes relatan en detalle las técnicas de momificación empleadas en cada período y mecanismos de subsistencia.

Fiesta de la Cruz

El primer fin de semana de mayo, Caleta Camarones celebra la Fiesta de la Cruz. Tradición aymara que a diferencia de otras comunidades de la Región de Arica y Parinacota, sólo dura un día. En este lugar, cuentan sus habitantes, el rito consiste en sacar la cruz desde su lugar habitual en el cerro del poblado, para quitarle la tela con la cual permanece envuelta y reemplazarla por una nueva. Posteriormente, en procesión, la cruz es trasladada hasta un altar donde se enciende incienso y se realiza una ceremonia. Ese día la comunidad se reúne en torno a la mesa donde cada uno realiza un aporte para la cena.


105 kilómetros al sur de Arica. Al llegar a la localidad de Cuya, tomar desvío por la ruta A-376.

Contacto:

Teléfono: (56+75) 354 225

Acceso:

Por tierra a través de la ruta 5 Panamericana Norte. También desde Arica sale un microbús todos los días a las 07:00 de la mañana desde el costado sur de la estación COPEC ubicada en la Panamericana Sur. El retorno a la ciudad es a las 16:45 horas.

Recursos:

Almeja, cholga, choro, erizo, lapa, lapa negra, piure, pulpo, anchoveta, bonito, cabinza, cabrilla, cojinoba del norte, congrio negro, corvina, dorado de altura, jerguilla, jurel, lenguado, pejeperro, pejerrey de mar, sargo.


Compartir

Descripción

El Balneario Juan López debe su nombre al primer habitante chileno que decidió asentarse en este lugar cuando todavía era territorio boliviano. Juan López, alias el “Chango” López, comenzó a explorar la zona en 1845, pero fue en 1862 cuando pidió a las autoridades bolivianas una merced para explotar estas tierras y hacerlas productivas.

Este balneario, ubicado a 38 kilómetros al norte de Antofagasta, está situado a los pies del Cerro Moreno, ofrece un paisaje privilegiado que mezcla desierto y mar. Se caracteriza por tener forma de herradura, lo que lo convierte en un lugar protegido del viento y, por ende, de aguas muy tranquilas. Posee extensas playas de arena gris y fina que atrae a un gran número de visitantes cada temporada estival. Aquí es posible realizar picnic, deportes acuáticos y la observación de huajaches, gaviotas, delfines, lobos marinos y pingüinos.

En este lugar 37 personas integran el Sindicato de Buzos, Mariscadores, Recolectores y Pescadores de caleta Abtao, quienes desde hace 10 años arriendan kayaks para los amantes de ese deporte o para quienes desean iniciarse en la actividad. Actualmente cuentan con 6 embarcaciones completamente equipadas, cuyo arriendo por media hora tiene un valor $ 2.000. Si el visitante lo desea, también puede recibir una instrucción básica.

A unos pocos kilómetros de este lugar se encuentra El Parque Nacional Morro Moreno. Con una superficie de más de siete mil hectáreas, concentra una diversidad de ambientes continentales, marinos e insulares.

Aquí es posible encontrar alrededor de 90 especies de flora silvestre, algunas endémicas, y se han reportado 195 especies de fauna silvestre, entre los que destacan el zorro chilla y gaviotín chico. Hacia la costa es posible observar al pingüino de Humboldt, chungungo y el lobo fino austral, entre otros.

Si se continúa con dirección al norte, podemos encontrar la Caleta Constitución, una pequeña comunidad de pescadores que se ha convertido en la más importante en el desembarque de algas de la zona.

Propietaria de una paz y tranquilidad inigualables, aquí los 48 integrantes del Sindicato de buzos, pescadores, mariscadores y algueros, cada verano ofrecen empanadas con productos del mar a quienes llegan escapando del ruido urbano.


Contacto:

Erick Maldonado Espinoza
Presidente del Sindicato de buzos, mariscadores, recolectores y pescadores
Teléfono: (56+9) 935 17 961

Acceso:

Al balneario Juan López desde Antofagasta tomar la Ruta 1 hacia el norte y en el kilómetro 18, tomar el desvío que anuncia el balneario. Luego y para llegar hasta Caleta Constitución, se debe continuar por el mismo camino hasta la señalización que deriva a esta caleta.

Recursos:

Albacora o pez espada, alfonsino, almeja, anchoveta, anguila, bacalao de profundidad, blanquillo, bonito, caballa, cabinza, cabrilla, centolla, chancharro, chascón o huiro negro, cholga, chorito, choro, cochayuyo, cojinoba del norte, congrio colorado, congrio negro, corvina, huepo o navaja del mar, huiro, jaiba, jaiba marmola, jaiba mora, jaiba peluda o pachona, jaiba reina, jaiba remadora, jibia o calamar rojo, jurel, lapa, lenguado, lenguado de ojos chicos, lenguado fino, lisa, loco, luche, luga cuchara o corta, luga-luga, macha, machuelo o tritre, merluza común, merluza del sur o austral, palometa, pejegallo, pejeperro, pejerrey de mar, pelillo, pescado no clasificado, piure, pulpo, raya, raya espinosa, raya negra, raya volantín, reineta, robalo, rococó, rollizo, roncacho, sardina común, sardina española, sierra, tiburón o marrajo, tollo.


Compartir

Pisagua es un poblado de 350 habitantes, ubicado a 194 kilómetros al norte de Iquique, propietario de una historia llena de contrastes, con episodios de esplendor y también de oscuridad.

Al caminar por sus calles todavía se pueden observar las ruinas de edificaciones de madera de pino oregón que dan cuenta de la época de apogeo del salitre como el Teatro Municipal (1892), el antiguo hospital, la Torre del Reloj, cuyos orígenes se remontan al año 1881, cuando se levantó un monolito en homenaje a los caídos en la Toma de Pisagua, y la cárcel pública (1910) -ocupada con prisioneros políticos en los gobiernos de Gabriel González Videla (1947-1948), Carlos Ibáñez del Campo (1956) y en la dictadura de Augusto Pinochet.

Pisagua también es heredera de la cultura indígena de los changos, pueblo que habitó el lugar hace siglos y del cual aun es posible encontrar sus huellas, especialmente en el camino hacia el sector sur, conocido como Punta Pichalo.

Con una temperatura promedio anual que bordea los 25°C, sus aguas son de oleaje suave. Las playas Punta Pisagua, Punta Pichalo, Playa Seis y Pisagua Viejo se resguardan entre brazos de la Cordillera de la Costa que caen al mar como acantilados de roca negra.

En este lugar el Sindicato de Buzos y Mariscadores de Pisagua ha desarrollado una interesante oferta turística que incluye paseos en bote, gastronomía, pesca y trekking.

Poseen un bote completamente equipado con capacidad máxima para 18 personas, en el cual ofrecen principalmente dos circuitos.

El primero es a la lobera del sector de Punta Pichalo, y el segundo, hacia el sector de la toma de asalto de Pisagua que queda en sentido opuesto.

Si se toman ambos trayectos el paseo dura alrededor de una hora. No se requiere de un número mínimo de pasajeros y el precio aproximado por persona es de $10.000. Para las empresas el arriendo del bote completo es de $ 100.000, precio fijo.

Durante el trayecto los turistas pueden observar aves guaneras y loberas, todo amenizado por los propios pescadores quienes explican cómo se reproducen, cuáles son los lobos sultanes y los diferentes tipos que cohabitan en el lugar.

La pesca vivencial es otra buena alternativa para quienes gustan de probar suerte con la caña de pescar. Contratando los servicios de los pescadores -con bote y carnada incluidos- serán conducidos a sectores aptos para la pesca. Mientras los turistas prueban suerte, los pescadores bucean y extraen choros y almejas para consumirlos en la misma embarcación. Si el anzuelo pica y así lo desean, pueden hacer gala de sus habilidades culinarias preparando los pescados en las casas de los propios pescadores.

Ahora si la jornada de pesca no arrojó resultados, los visitantes pueden ir a disfrutar de los deliciosos platos con productos del mar que ofrece el restaurant “Donde El Pollo”, en cuya carta destaca el ceviche de loco, y una amplia gama de preparaciones en base a pulpo.


Contacto:

Luis Ferrás
Teléfono: (56+9) 567 56 858

Acceso:

A 194 km al norte de Iquique y 90 km de Huara.

Recursos:

Almeja, bonito, caballa, cabrilla común, caracol locate, chascón o huiro negro, cojinoba del norte, congrio negro, corvina, culengue, dorado, erizo, huiro, huiro palo, jaiba, jaiba peluda o pachona, lapa, lapa negra, loco, pulpo, sardina española, sargo.


Compartir

Caleta Guanaqueros está inserta en el balneario del mismo nombre y queda a sólo 12 kilómetros de Tongoy, Región de Coquimbo. La historia de la pesca en la zona data desde los tiempos donde los changos habitaban el lugar y desarrollaban la actividad de forma artesanal.

Hoy los pescadores han desarrollado una incipiente veta turística que incluye paseos en cinco embarcaciones por la bahía en un circuito en donde se pueden observar una rica fauna única del sector.

En ese sentido, una de las grandes atracciones que tiene Caleta Guanaqueros y los paseos que ofrecen los pescadores es la posibilidad de observar el Pingüino de Humboldt, especie nacional protegida que convive además con gaviotas, pelicanos, y otras aves de tierra como el gorrión.

Pero esto no es todo. Durante la época estival, los pescadores ofrecen la oportunidad de realizar pesca recreativa a los visitantes que incluye una breve instrucción para el uso correcto de los artes y aparejos más tradicionales de la pesca artesanal. En la zona recursos como el jurel, blanquillo, caballa, congrio, sierra y lenguado son parte de oferta y en un buen día se pueden pescar con la ayuda de los expertos.

La rica oferta de pescados y mariscos disponibles en la bahía y el desarrollo de la acuicultura vía el cultivo de ostiones también le ha permitido a la Caleta Guanaqueros poner a disposición una interesante oferta gastronómica que familiares de pescadores artesanales han desarrollado en locales aledaños.

Un pequeño mercado de pescados y mariscos frescos, feria artesanal y un muelle desde donde también se puede hacer pesca recreativa son parte de la infraestructura que acompaña la Caleta y su visita son un panorama ideal para la familia.

En Caleta Guanaqueros la historia de piratas y corsarios tampoco faltan. Dice el mito que la bahía servía de refugio para el descanso de piratas tras los saqueos y en el cerro que la abriga era ocupado como punto de vigilancia. Actualmente el cerro también es parte de una ancestral forma de pescar la tradicional “palometa” y que tiene que ver con que pescadores suben y la pueden observar desde lo alto el lugar donde se ubica en la bahía.


Está a 12 kilómetros del balneario de Tongoy, perteneciente a la comuna de Coquimbo.

Acceso:

Desde Santiago, por la ruta 5 Norte en dirección a Coquimbo (458 km). Si viaja de sur a norte, en Km 415 tomar enlace a Tongoy. Si lo hace desde Coquimbo, en el Km 437 ingresar a enlace Guanaqueros.

Recursos:

Jibia o calamar rojo, anchoveta, blanquillo, caballa, cabinza, cabrilla, cojinoba del norte, congrio colorado, corvina, jurel, lenguado de ojos chicos, lisa, machuelo, merluza común, palometa, pejegallo, robalo, sierra, tollo.


Compartir

Este asentamiento está localizado a treinta y cinco kilómetros al sur de Chañaral y a 129 kilómetros al noroeste de Copiapó donde conviven un tradicional balneario popular y dos caletas.

Flamenco, posee un área de manejo y cultivos marinos donde se pueden comprar productos frescos del mar y conocer también la rica gastronomía costera, su clima es desértico con temperaturas templadas y estables que promedian entre los 18° y 30°.

Los pescadores ofrecen paseos por la bahía donde se puede apreciar la flora y fauna del sector y también avistar aves migratorias que realizan sus nidos en el sector conocido como Punta Patch.

Otro punto de interés es la ruina del ermitaño de Caleta Torres del Inca que posee un reloj de sol.

Gastronomía

Poco antes de llegar a Flamenco, desde el sur, se encuentra la posada La Ovallina (a unos veinte kilómetros de Flamenco). Este recinto fue elegido el año 2012 entre las ocho mejores picadas del país, por lo que recibió un reconocimiento por parte del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, al representar fielmente comidas locales, donde destacan los platos con productos del mar. Además existen restoranes donde se puede acceder a platos con productos del mar extraídos por los pescadores de la caleta, a bajo precio y con vista a la playa.

Actividades

Desde hace dos años se realiza en Flamenco la Regata de Chañaral, que este año tendrá su tercera versión a mediados de febrero. En este evento se reúnen yates provenientes de Taltal, Caldera y Mejillones y donde los veraneantes disfrutan en torno al mar. También se han sumado otro tipo de actividades, como zumba, obras de teatro y recreativas gestionadas por la junta de vecinos de esta caleta.


Se ubica a cinco kilómetros al sur de Chañaral.


Compartir

Cifuncho ubicada a cuarenta y tres kilómetros al sur de Taltal, en Bahía Lavata, su playa destaca por sus aguas cristalinas y arenas blancas, transformándose en el lugar preferido de numerosos veraneantes, ya que, además, cuenta con condiciones inmejorables para el baño por ser una zona abrigada donde no hay oleaje y en la que también es posible la práctica de deportes náuticos.

Su pequeña caleta de pescadores, destaca por su gran variedad de productos tales como erizos, congrio colorado, corvina, loco y erizo.

Cifuncho es un lugar único, en que las sensaciones y los sabores harán que su visita a esta playa se transforme en una experiencia única.

Alojamientos

  • Alojamientos D’Titos.
  • Cabañas Caleta Hueso.
  • Hostería Taltal.
  • Hotel Gali.
  • Hotel Mi Tampi.
  • Hotel Plaza.
  • Hotel San José.
  • Hotel San Martín.
  • Residencial Copiapoa.
  • Residencial Karime.
  • Residencial Paranal.
  • Residencial Paranal II.
  • Residencial San Marco.
  • Residencial sucursal Las Brisas.
  • Residencia María Mercado.


Se ubica a treinta kilómetros al sur de Taltal.

Restaurantes:

  • Marea Alta
  • Restaurante Chifa Suy May
  • Restaurant San José
  • Restaurant Las Brisas
  • Agencias:

    Kamanchaka Ecotour.


    Compartir

    Caleta Los Verdes es la caletas más conocida de la Región de Tarapacá. Se ubica a 24 kilómetros al sur de Iquique y se caracteriza por sus roqueríos oscuros y playa pedragosa. Con un suave oleaje, su playa permite realizar actividades como deportes náuticos, pesca deportiva y natación. En la época precolombina fue habitada por chinchorros y changos, perdurando importantes testimonios arqueológicos.

    Esta caleta es reconocida para su rica variedad de pescados y mariscos. Esto le ha permitido a las trescientas personas que viven en el lugar (entre pescadores, buzos y rematadores) explorar paralelamente a la actividad pesquera el turismo gastronómico. Entre las delicias del mar que se extraen, destacan el pulpo, la almeja, la cholga y la lapa. Los platos preferidos por los turistas son el rompe catre y salsa del amor, ambos preparados con un surtido de mariscos.

    Quienes desean pasar un día en el lugar, junto con degustar estas exquisitas preparaciones en uno de los 12 restoranes instalados, también pueden disfrutar de recorridos por el sector guiados por los propios pescadores, siendo uno de los lugares que más capta la atención de los visitantes una caída de agua natural que surge desde las rocas, casi desde la superficie. Los anfitriones además enseñan técnicas de pesca y les señalan los mejores lugares para practicar la pesca recreativa.

    Y para los niños, sin duda resulta todo un panorama visitar el pequeño zoológico ubicado en las cercanías de la caleta, recinto que además ofrece áreas para picnic.

    Los Verdes también cuenta con un complejo turístico y recreacional. Son 17 cabañas completamente equipadas para pasar una temporada. El lugar también cuenta con una cocina y comedor común, sala de eventos, terraza y piscina. Está abierto todo el año.

    Día del Chuurrasco Marino

    El año 2011, los dueños de restoranes, de puestos de venta de productos del mar, de camping, el sindicato de pescadores de la caleta y la comunidad de Los Verdes, establecieron el 01 de julio como “El día del Churrasco Marino”.

    La festividad consiste en la preparación y degustación de churrascos marinos, cuyo principal ingrediente es el pescado. El evento, sirve como excusa además para disfrutar de toda la gama de pescados y mariscos que ofrece la zona.


    24 kilómetros al sur de Iquique, capital de la Región de Tarapacá.

    Contacto:

    Elías Araya.
    Teléfono: (56+9) 9 905 97 50

    Acceso:

    Por la ruta A-1 que se bifurca en el kilómetro 393 de norte a sur.

    Recursos:

    Caracol locate, erizo, lapa, lapa negra, loco.


    Compartir

    En pleno desierto de Atacama, a 100 kilómetros de Caldera, se encuentra el Parque Nacional Pan de Azúcar. Reconocido como uno de los destinos preferidos por los visitantes extranjeros, este lugar es un área de alto interés ecológico y turístico.

    Su magia se la debe a un farellón costero de aproximadamente 800 metros de altura sobre la playa que cada tarde se cubre por una densa bruma que sube desde el mar, conocida como camanchaca. Gracias a esta niebla surgen entre las rocas pequeños arbustos y especies de cactus.

    Administrado por CONAF, este parque concentra ecosistemas marítimos y continentales áridos que dan vida a una vegetación y fauna de ambiente típicamente desérticos. Destacan las poblaciones de guanacos, zorros y reptiles, como también animales marinos como el pingüino de Humboldt, el lobo de un pelo y el chungungo, entre otros. También es un lugar privilegiado para el trekking y la práctica de mountainbike.

    Hacia la costa, en medio de playas rocosas de aguas turquesas, se encuentra la Caleta Pan de Azúcar que tiene su origen como puerto para embarcar el cobre de la mina Carrizalillo y donde además aún hay vestigios de una fundición administrada por ingleses en 1840.

    Aquí los 23 integrantes del Sindicato de Buzos, Mariscadores y Pescadores han desarrollado en forma paralela a la actividad extractiva una gama de emprendimientos turísticos.

    Uno de ellos, son los tours navegables a la isla Pan de Azúcar. Para ello, cuentan durante todo el año con cinco embarcaciones totalmente equipadas para el traslado de 19 personas cada una. Si van más de 10 pasajeros cada uno debe cancelar 6 mil pesos, y si el número es menor, en total deben pagar 60 mil pesos que es el costo mínimo del tour. El circuito demora alrededor de una hora y media y durante el trayecto los turistas pueden disfrutar del avistamiento de aves costeras, delfines, ballenas y lobos marinos.

    Los guías turísticos son los mismos pescadores de la caleta, quienes orgullosos cuentan que entre los visitantes que se han entusiasmado con los paseos en bote figuran representantes de medios de comunicación internacionales como la BBC, Discovery Channel y National Geographic.

    También disponen de seis sitios para camping en el mismo sector de la caleta (existen otras dentro de parque que corresponden a concesiones otorgadas por Conaf). Cada espacio tiene capacidad para seis personas y disponen de baños y duchas, todo muy bien mantenido con el propósito de honrar el prestigio que tienen de ser la primera caleta ecológica en Chile.

    Dentro de los atractivos turísticos la gastronomía también está presente. Hay tres restaurantes administrados por pescadores que en sus propios botes extraen desde el área de manejo erizos, locos y lapas que posteriormente llegarán a los platos de los comensales.


    A 100 kilómetros de Caldera.

    Contacto:

    Nombre: Manuel Carrasco, Presidente Sindicato de Buzos, Mariscadores y Pescadores de la caleta Pan de Azúcar.
    Teléfono: (+56-9) 866 40 463

    Acceso:

    Tanto desde el norte como desde el sur se debe tomar la ruta 5 con dirección a Copiapó. Una vez en esta ciudad, continuar por el camino que lleva a la costa con rumbo a Caldera y Bahía Inglesa. Luego de recorrer unos 165 kilómetros se llega a Chañaral y desde allí por la ruta C-120 son 27 kilómetros hasta el Parque Pan de Azúcar. Para ingresar al parque, Conaf cobra una entrada con tarifas diferenciadas para adultos y niños.

    Recursos:

    Acha o hacha, almeja, anchoveta, anguila, apañado, atún aleta amarilla, azulejo, breca o bilagay, caballa, cabrilla, cabrilla común, caracol locate, chancharro, chascón o huiro negro, cholga, cojinoba del norte, cojinoba del norte/piafri, cojinoba moteada, congrio dorado, congrio negro, corvina, dorado, dorado de altura, erizo, huiro, huiro palo, jaiba, jaiba mora, jaiba peluda o pachona, jaiba reina, jibia o calamar rojo, jurel, lapa, lapa negra, lenguado, lenguado de ojos chicos, merluza común, pejeperro, pejerrey de mar, pejesapo, pescado no clasificado, piure, pulpo, rollizo, sierra, tiburón o marrajo, tollo, vidriola, palometa, dorado o toremo, vieja o mulata, voluta angulosa.


    Compartir

    Caleta Duao se sitúa en la localidad del mismo nombre ubicada a pocos kilómetros de Iloca, balneario de la provincia de Curicó que se caracteriza por su arena negra en la Región del Maule.

    Con más de cien embarcaciones que extraen productos del mar, es considerada una de las caletas más importantes del país. Su principal atractivo turístico radica en que los visitantes son testigos presenciales de las actividades de los pescadores.

    Cada mañana turistas, lugareños y habitantes de localidades aledañas se congregan alrededor de los botes para observar cómo los pescadores artesanales desembarcan los productos fruto de la pesca de la jornada. Los recursos pasan prácticamente desde el bote a la mesa de sus compradores.

    Los sindicatos que agrupan a los pescadores artesanales también administran uno de los diez restoranes que hay en el sector de la caleta. Los platos típicos de la zona más apetecidos por los turistas son la paila marina, el jardín de mariscos, el caldillo de congrio, el pastel de jaiba y el lenguado a la plancha.


    Contacto:

    Miguel Ángel Correa.
    Teléfono:(56+9) 9613 17 24
    Claudio Bravo
    Teléfono: (56+9) 8890 90 95 [/su_box]

    Acceso:

    Desde Santiago se debe tomar la ruta 5 sur hasta el kilómetro 180. Al llegar al cruce a Teno continuar por ruta J-40. Seguir por la ruta J-60 el que comunica con Iloca y Duao. Desde Curicó tomar el camino con dirección a Rauco. Se debe pasar por Hualañé, Licantén, Iloca y finalmente Duao. También salen buses y minibuses desde la Plaza Terminal de Curicó.

    Recursos:

    Calamar, jibia o calamar rojo, loco, camarón de roca, jaiba limón, jaiba mármola, jaiba mora, jaiba panchote o cangrejo, jaiba patuda, jaiba peluda o pachona, jaiba reina, jaiba remadora, langosta enana, langostino colorado, anguila, besugo, blanquillo, bonito, caballa, cabinza, cabrilla, cabrilla común, cojinoba del norte, congrio colorado, congrio dorado, congrio negro, corvina, jurel, lenguado de ojos chicos, lisa, machuelo o tritre, merluza común, pejegallo, pejerrey de mar, raya volantín, reineta, robalo, rollizo, roncacho, sardina española, sierra, tiburón o marrajo, tollo, vieja o mulata.[/su_box]


    Compartir

    Caleta Matanzas se encuentra en la costa de la Región de O’Higgins, a cinco kilómetros de Navidad, en el balneario del mismo nombre. Situado entre acantilados y rodeado de bosques de pinos es considerado un paraíso por los amantes de los deportes náuticos como el surf y windsurf. Sus olas gozan de prestigio internacional.

    En esta caleta los veintiséis pescadores artesanales que integran el sindicato han sabido combinar la extracción de productos del mar con las bondades del balneario y mantienen un centro turístico que ofrece actividades para todas las edades.

    La más tradicional es el paseo en bote. El recorrido se inicia en la misma caleta y con destino hacia el sur recorre los islotes de Pupuya y Los Lobos. En el trayecto es posible apreciar aves, lobos marinos, colonias de cormoranes, de pelícanos y de piqueros, pingüinos, frailecillos y gaviotas, entre otras especies. La amigable convivencia que mantienen colonias de pingüinos y lobos marinos en un mismo territorio constituye una de las atracciones para los turistas. El paseo dura alrededor de cuatro horas.

    Los guías turísticos son los mismos pescadores, quienes amenizan el recorrido con relatos de mitos y leyendas como la del hundimiento del galeón inglés Santa Ana con kilos de oro y plata que habría despertado el interés incluso del explorador francés Jacques Cousteau por desenterrar el tesoro perdido bajo la arena en el fondo del agua. También abundan las historias sobre los asaltos que piratas realizaban a las embarcaciones que pasaban en dirección a las costas de América. Las fechorías del pirata Francis Drake ocupan un capítulo especial dado que, una de las teorías sobre el origen del nombre Matanzas, es atribuida a la ejecución perpetrada por el pirata en contra de los habitantes que ocupaban ese territorio.

    Aprovechando las características del viento y de las olas también ofrecen actividades para principiantes en deportes extremos acuáticos e imparten clases de surf (individuales y grupales) y de windsurf (sólo grupales).

    Para quienes prefieren quedarse en tierra disponen del arriendo de bicicletas para arena ideales para dar paseos por la orilla de la playa. El centro turístico también cuenta con una pista de skate con acceso gratuito pensado para los más pequeños de las familias.

    La gastronomía también está presente. La caleta posee locales comerciales donde los visitantes pueden comprar productos del mar o degustarlos. El ceviche salmón-camarón y el ceviche de piure son algunos de los platos que se llevan los elogios de los turistas.


    Contacto:

    Martín Rojas
    Teléfono: (56+9) 9021 85 18
    Facebook Matanzas Extremo

    Acceso:

    Desde Valparaíso, en el Terminal de Buses (Guillermo Rawson s/n) se estacionan los vehículos con destino a Cartagena; en automóvil tomar la Ruta 68 que lleva a Cartagena, vía Casablanca. Desde Santiago, tomar bus con destino a Cartagena (Terminal de Buses Alameda); en automóvil, tomar Ruta 78 en dirección San Antonio (Autopista del Sol) y luego seguir el desvío hacia la derecha, Ruta G-94-F con dirección a Cartagena.

    Recursos:

    Choro, lapa, loco, jaiba limón, jaiba mora, blanquillo, cabrinza, cabrilla, cojinoba del norte, congrio colorado, congrio negro, corvina, jurel, lenguado de ojos chicos, merluza común, pejegallo, rollizo, sierra, tollo, chasca, cochayuyo, luga cuchara o corta.[/su_box]


    Compartir

    Ubicada a 37 km al Sur de Pichilemu y a 17 km de Paredones, Bucalemu es una hermosa caleta del borde costero de la Región de O’Higgins, donde los 33 socios que integran el Sindicato N° 1 de buzos, pescadores, algueros y mariscadores, se dedican principalmente a la extracción de merluza y jaiba y a la recolección de algas como la luga, la chasca y el cochayuyo. También es famosa por la extracción de sal marina.

    Esta localidad se emplaza en las faldas y lomas de un cerro. La entrada del mar hacia el pueblo es una planicie de aproximadamente un kilómetro con forma diagonal que desemboca en un canal.

    En el verano los turistas llegan atraídos por sus playas de fina arena negra y las excelentes condiciones que ofrece el balneario para practicar deportes acuáticos como surf, windsurf, canopy, kayak y pesca deportiva. También se puede disfrutar del sol y de una variada oferta gastronómica en base a ricos pescados y mariscos.

    Quienes desean iniciarse en el surf pueden tomar clases en la escuela que se instala cada temporada; mientras que los menos deportistas pueden disfrutar de paseos a caballo o en bote e interactuar con los pescadores artesanales mientras descargan la pesca del día en la caleta.

    Además cada año durante la semana del 14 de febrero, la comunidad se congrega en la celebración de la semana Bucalemina. Durante siete días, participan en campeonatos de voleibol y baby fútbol en la playa, competencias de canto y la elección de la reina de la soberana de la localidad. Con la coronación de la reina se pone término a la semana de festejos, ceremonia en la que no pueden faltar los fuegos artificiales. Los turistas son bienvenidos a sumarse a la celebración.

    Si visita caleta Bucalemu, también podrá conocer distintos atractivos que están en sus cercanías, como el pueblo de Pañul, reconocido por sus típicas artesanías en arcilla; Lo Valdivia donde aún se practica un milenario proceso para extraer sal de costa o San Pedro de Alcántara, declarado zona típica por su particular arquitectura. Y por si eso fuera poco, a escasos kilómetros de esta última localidad se ubica la piedra del sol, patrimonio histórico que evidencia el paso de los incas por ese territorio.


    Contacto:

    Jonny Gómez, Presidente Sindicato N° 1 de buzos, pescadores, algueros y mariscadores de Bucalemu.
    Teléfonos:(56) 743 06 692 | 784 62 208.

    Acceso:

    Se llega por Pichilemu, deberá pasar por Cáhuil y cruzar un puente panorámico que une las dos localidades. Otra alternativa de acceso es siguiendo la ruta Santa Cruz-Lolol-Paredones-Bucalemu, de unos 81 km.

    Recursos:

    Pejegallo, chasca, chascón o huiro negro, cochayuyo, huiro, jaiba limón, jaiba remadora, luga cuchara o corta, merluza común, reineta, sierra, luga negra o crespa.


    Compartir

    Es una pequeña caleta de pescadores artesanales que se encuentra en el sector sur de la antigua estación de ferrocarriles de Cartagena, a un kilómetro del centro de la ciudad y cuyo sindicato busca entregar al turista una experiencia inolvidable en contacto con el mar. Para ello tienen una oferta de cuatro circuitos:

    Pesca deportiva: Viaje de cuatro horas para que los aficionados pueden practicar este pasatiempo. Valor $15.000 por persona.

    Caleta Vieja: Paseos en embarcación de turismo para avistamiento de aves en el sector del Cerro Los Lobos. Tiene una duración de 30 minutos y su valor es: $2.500 por persona.

    Virgen de los Suspiros: Paseos en embarcación de turismo para observación de aves en el sector del Peñón de los Pelícanos y embarcadero El Atún. Tiene una duración de 30 minutos y su valor es $2.500 por persona.

    Cueva Pirata Francis Drake: Recorrido turístico que invita a conocer la historia de los piratas de la época, visitando la cueva resguardada por el propio pirata. Tiene una duración de 30 minutos y valor de $1.500.


    Contacto:

    contacto@turismosanpedro.cl
    www.turismosanpedro.cl
    Teléfono: 947 88 941

    Acceso:

    Desde Valparaíso, en el Terminal de Buses (Guillermo Rawson s/n) se estacionan los vehículos con destino a Cartagena; en automóvil tomar la Ruta 68 que lleva a Cartagena, vía Casablanca. Desde Santiago, tomar bus con destino a Cartagena (Terminal de Buses Alameda); en automóvil, tomar Ruta 78 en dirección San Antonio (Autopista del Sol) y luego seguir el desvío hacia la derecha, Ruta G-94-F con dirección a Cartagena.

    Recursos:

    Huiro, chasca, chascón o huiro negro.


    Compartir

    Ubicada en el balneario de Loncura, en la comuna de Quintero, su extensa playa de aguas calmas es ideal para el baño, juegos de playa, pesca y buceo. Además, los amantes de la observación de aves encontrarán aquí un territorio rico en especies marinas, tales como huairavo, pelícano, gaviota dominicana, pilpilén, churrete costero o zarapito. También el entorno ofrece variadas posibilidades de interés para el viajero, como la Cueva del Pirata, el Cristo sumergido, el Barco Llo Lleo, las playas Albatros y El Bato, y el bosque Las Petras.

    Los servicios turísticos de la caleta son ofrecidos por el Sindicato de pescadores independientes de Loncura- Quintero, los que han dispuesto dos ofertas recreativas:

    Ruta Cabeza de Lobo: Recorrido de 50 minuto hacia el islote Cabeza de Lobo, Valor por persona $2.500.

    Pesca deportiva: Paseo de cuatro horas para realizar pesca deportiva. Valor $15.000 por persona.


    Contacto:

    contacto@turismoloncura.cl
    www.turismoloncura.cl
    Teléfono: 916 53 376

    Acceso:

    Desde Valparaíso tomar bus a Loncura en Terminal Rodoviario (Pedro Montt esquina Rawson); o por Avenida Errazúriz, el bus a Quintero, desde donde seguir en colectivo hacia la caleta. Desde Viña del Mar en el Terminal Rodoviario (Avda. Valparaíso 1050); o en Plaza Parroquia tomar buses camino a Quintero y de ahí un colectivo. Desde Santiago, por la ruta 68, tomar desvío por el camino Las Palmas, dirigirse hacia Concón hasta cruzar el río Aconcagua y seguir camino a Quintero, a mano derecha de la ruta se encuentra el ingreso a Loncura. También es posible desde el norte (Ruta 5 Norte) o desde el sur (Ruta 5 Sur) por La Calera y la nueva carretera Nogales-Puchuncaví.

    Recursos:

    Vidriola, palometa, dorado o toremo, cojinoba del norte / piafri, congrio colorado, jaiba remadora, jibia o calamar rojo, jurel, merluza común, sierra.


    Compartir

    Es una pequeña caleta de pescadores artesanales que se encuentra en la puntilla norte del balneario de Ventanas y está compuesta por las playas Las Ventanas y El Bato. Su extenso litoral de aguas calmas es ideal para practicar juegos de playa, pesca, buceo y baños de sol.

    La Cooperativa de Pescadores Buzos y Mariscadores Alcatraz es una organización de pescadores artesanales que adquirieron el oficio por tradición familiar y ahora han incorporado la oferta turística a su negocio.

    Pesca Deportiva: Viaje de cuatro horas para que los aficionados pueden practicar este pasatiempo. Valor $15.000 por persona.

    Ruta Isla Los Lobos: Viaje de dos horas en embarcación turística, su valor es de $2.500 por persona.

    Ruta Faro Quinteros: Tiene una duración de dos horas y vale $5.000 por persona.

    San Pedro y San Pablo: Travesía que acompaña la procesión marina para festejar San Pedro y San Pablo cada 29 de junio.

    Travesías nocturnas: Paseos en embarcación de turismo para recorrer el puerto y la magia de sus luces.


    Contacto:

    contacto@turismosanpedro.cl
    www.turismoventanas.cl
    Teléfono: 947 88 941

    Acceso:

    Desde Santiago, en auto por la ruta 68, tomar desvío por camino Las Palmas, dirigirse hacia Con-Con y cruzando el río Aconcagua, seguir camino a Ventanas. También es posible desde el norte (Ruta 5 Norte) o desde el sur (Ruta 5 Sur) por La Calera y la nueva carretera Nogales-Puchuncaví. Desde Valparaíso en Avenida Errázuriz tomar buses camino a Ventanas; desde Viña del Mar, en Plaza Parroquia tomar buses camino a Ventanas.

    Recursos:

    Merluza común, loco, jurel, huiro palo, chascón o huiro negro, sierra.


    Compartir

    Curanipe es una localidad ubicada en pleno borde costero de la Provincia de Cauquenes, en la Región del Maule, en una amplia bahía conocida como La Poza.

    Su historia se remonta a 1850 cuando comienza a poblarse y a funcionar como un importante puerto y punto estratégico para el intercambio de diversos productos. Gracias a esta actividad, se hizo famosa por los llamados “faluchos”, especie de embarcaciones pequeñas en las cuales se transportaban los productos desde la costa hasta donde estaban anclados los grandes buques que llegaban desde Europa con artículos como calzado y telas.

    Hacia 1920 se posiciona como un concurrido balneario de la zona, prestigio que mantiene hasta hoy dado que ofrece un escenario ideal para la práctica de actividades al aire libre como natación, surf, paseos y ciclismo.

    Si viaja de Curanipe a comienzos de febrero, podrán disfrutar durante tres días del característico festival costumbrista denominado “La Trilla a Yegua Suelta”, ocasión en la que la comunidad se reúne en torno a juegos típicos chilenos.

    Aquí se emplaza la caleta de pescadores que lleva el mismo nombre del pueblo, Curanipe, que en mapudungun significa “piedra negra”. Su playa posee un mirador natural hacia la bahía desde donde San Pedro, el patrono de los pescadores, recibe a los visitantes y donde las coloridas embarcaciones pesqueras resaltan desde lejos.

    Este lugar el Sindicato N° 1 de Pescadores, que integran 31 socios, administra el Restaurante Puerto San Pedro, uno de los más prestigioso de la zona. Con capacidad para 150 personas, ofrece una amplia carta de platos tradicionales preparados con productos del mar.

    En el entorno, también se pueden encontrar puestos con artesanía y un surtido de prendas de lana bruta, tejidas con ancestrales técnicas.

    A escasos metros, el Sindicato N° 2 de Pescadores, dispone de un mercado de mariscos con productos frescos para llevar y una amplia gama de ceviches para deleitar el paladar ahí mismo.


    Contacto:

    Claudio Vera, Presidente Sindicato N° 1 de Pescadores

    Acceso:

    Por Panamericana Sur/Ruta 5 tomar la salida Constitución/Cauquenes.

    Recursos:

    Congrio negro, blanquillo, chasca, cholga, cochayuyo, congrio colorado, merluza común, reineta, cojinoba del norte, roncacho, sierra, pejegallo, luga negra o crespa, luga cuchara o corta, jurel, jaiba remadora, jaiba marmola, jaiba limón, corvina, piure.


    Compartir

    La caleta de Papudo se ubica en la Playa Chica de este tradicional balneario del mismo nombre, en la Región de Valparaíso. Es un terminal pesquero pequeño, con 58 socios, 19 botes y una historia de más de tres generaciones en el lugar. Emplazado en el centro de la bahía, entre el Club de Yates, la iglesia Nuestra Señora de las Mercedes y el Palacio Recart, la caleta forma parte de la vida de la ciudad.

    La actividad comienza a las 4:00 de la mañana, cuando llegan los botes con la carga. Cerca de las 8:00 horas se instalan los puestos de fileteadores y comienza la venta a público a precios convenientes: congrio colorado a $5.000 el kilo, congrio negro a $3.000, lenguado a $6.000, vieja a $4.000, por decir algunos, además,jaibas, lapas, piures, locos y otros mariscos.

    Uno de los atractivos del lugar es la isla de los lobos, emplazada frente a la caleta y desde donde se puede avistar fauna marina diversa, como lobos de mar, pingüinos de Humbolt, alcatraces y otros. Para llegar a ella hay varias alternativas: lancha de paseo, arriendo de kayak y de equipos de buceo, o paseos particulares en botes de los pescadores.

    Si algún avezado pescador deportivo desea salir a pescar de madrugada con los hombres de mar, también lo puede hacer. Para ello el interesado debe hablar directamente con el dueño del bote, quien luego se encarga de solicitar los permisos a la Capitanía de Puerto entidad que supervisa que se cumplan todas las medidas de seguridad.

    La Playa Chica es otro punto de interés, por cuanto sus aguas tranquilas y suave arena limpia son ideales para los paseos en familia, deportes náuticos y un primer acercamiento de los más pequeños al mar.

    En el lugar hay servicios de gastronomía, con un restaurante en el que preparan pez de roca, un puesto de helados y una heladería. Además, hay una pescadería y baños públicos.

    Dentro de las actividades tradicionales del lugar destaca la “Noche del Pescador”, realizada el sábado de la última semana de enero en la terraza de la pescadería. Ese día se instala un escenario sobre el que distintos conjuntos presentan sus espectáculos, para este verano se espera contar con la Sonora Palacio. Se trata de una fiesta familiar en donde los asistentes pueden disfrutar de empanadas, ceviches o pescado frito, a muy bajo precio. No se vende alcohol, y una vez terminado el festejo, la playa es despejada de basura de inmediato.

    La noche de Año Nuevo es otro de los momentos en que las familias del balneario se reúnen en la caleta, esta vez para disfrutar de los fuegos artificiales.

    Respecto al alojamiento, el balneario ofrece todo tipo de servicios, los que se encuentran emplazados en su mayoría alrededor de la Plaza de Armas.


    175 kilómetros al norte de Santiago y a 98 kilómetros al norte de Valparaíso.

    Acceso:

    Desde Santiago, por la ruta por la Ruta 5 en sentido norte, accediendo en la rotonda en Pullally en dirección a Papudo. Desde Valparaíso por la ruta costera desde Viña del Mar.

    Recursos:

    Almeja, choro, erizo, lapa, lapa negra, lapa reina, lapa rosada, loco, piure, jaiba, jaiba limón, jaiba mora, langostino colorado, bilagay, blanquillo, caballa, cabinza, cabrilla, cabrilla común, cojonba del norte, congrio colorado, congrio negro, corvina jerguilla, jibia o calamar rojo, jurel, leguado de ojos chicos, merluza común, pejegallo, pejeperro, pejesapo, reineta, rollizo, sierra, tollo, vieja o mulata, chascón o huiro negro, huiro, huiro palo.


    Compartir

    llico01llico03

    Caleta Llico cuenta con una de las playas más hermosas y apacibles del Golfo de Arauco. Su proximidad a otras tradicionales caletas de la provincia, como Tubul o Punta Lavapié, la hacen un destino casi obligado en toda época del año.

    La mansedumbre de sus aguas permite el desarrollo de múltiples actividades, como la pesca deportiva, buceo, paseos en lancha por la bahía y caminatas por su amplia playa de arenas blancas de dos kilómetros de extensión.

    La caleta posee también una amplia gama de oferta gastronómica, en donde destaca la elaboración de pescados y mariscos propios del lugar: el tradicional diquive (navajuela), erizos, almejas, el muy apetecido machuelo (huepo) y ostras japonesas, estas últimas cultivadas en las áreas de manejos asignadas a la agrupación de pescadores artesanales local, contando además con el atractivo de una balsa (en época estival) que ofrece un menú tipo bufet en medio del mar.

    Los orígenes de Llico (desaguadero, en mapudungun) se remontan al siglo XVIII, cuando fue fundado como un poblado indígena, bajo el nombre de San Blas de Llico, teniendo desde entonces, y a través de su historia, un permanente vínculo con la actividad agrícola y pesquera artesanal.

    En Llico también es posible realizar actividades de ecoturismo,  y senderismo, además se puede acceder a servicios de hospedaje mediante el arriendo de cabañas o lugares para acampar que existen próximos a la playa

    El acceso a la caleta se realiza a través de un camino costero de 30 kilómetros que se inicia en la comuna de Arauco y luego atraviesa el humedal Tubul-Raqui, ecosistema único en la Región del Biobío y uno de los humedales costeros más grandes de la zona centro sur del país. Este paraje sirve de antesala al tramo del camino que conecta finalmente con este hermoso rincón de la provincia.

    Ubicación:

    Es una caleta pesquera ubicada a 32 km de la ciudad de Arauco, inserta junto a otras localidades costeras de la comuna como Tubul, Punta Lavapié y Rumena, en el Golfo de Arauco.

     

    Acceso:

    Se llega a esta caleta a través del camino costero de la comuna de Arauco, por medio de un camino de sinuosas curvas que se cruzan con el humedal Tubul-Raqui.

    Recursos:

    Ostra japonesa, cholga, navajuela, piure, chorito araucano, huepo, taquilla, jaiba marmola, erizos, locos, luga, pelillo, merluza, reineta, congrio, lenguado, pejerrey, cabrilla, sierra, corvinilla, pejegallo, corvina,róbalo, jurel, entre otros.

    Compartir

    IMG_4174

    Dentro de la amplia gama de posibilidades de veraneo que ofrece el litoral de la Región del Biobío, la caleta de Quidico, en la Provincia de Arauco, representa una opción interesante.

    Ubicado a 13 kilómetros de la comuna de Tirúa, Quidico (cuyo significado en mapudungún es agua solitaria) es un hermoso pueblo que reúne el encanto de la tradiciones y cultura mapuche, con las actividades propias del mar.

    Si bien su amplia playa es más bien ventosa y no apta para el baño, resulta muy apropiada para la pesca recreativa (rollizo, corvina, róbalo) y deportes como el windsurf, además es posible realizar entretenidas caminatas por el borde playa hasta llegar a sectores como el faro.

    La caleta cuenta con restaurantes y cocinerías, además de cabañas y  un hotel, el que se encuentra frente a la nueva costanera, espacio que cuenta con zonas de juego y para el desarrollo de actividades deportivas.

    La macha (mesodesma donacium) fue el recurso tradicional de Quidico, lugar en donde existía un banco natural de este producto. Hoy, este muy apetecido molusco se encuentra en etapa de recuperación, debido a la drástica disminución que sufrió en el último tiempo.

    Quidico también ofrece la posibilidad de realizar excusiones en kayak por el río local, hasta llegar a la bellísima laguna del mismo nombre, la que además cuenta con un majestuoso cerco natural conformado por una reserva de añosos canelos.

    Ubicación:

    Al norte de la comuna de Tirúa, en el área sur de la Provincia de Arauco, Región del Biobío. Se ubica en las coordenadas 38°14′57″S 73°29′1″O.

     

    Acceso:

    Desde la Ruta 5, la alternativa vial más rápida es llegar a Collipulli para tomar la ruta 182 que va a Angol. Una vez en allí, debe tomar la ruta R-86 a la localidad de Los Sauces y luego la ruta R-60-P que lo dejará en la comuna de Contulmo, continua recorrido hacia el norte llegando al cruce de Peleco toma la carretera hacia la costa (oeste) recorre unos 65 Km. aproximadamente hacia el sur y llega a Quidico.

    Desde Concepción, se debe recorrer 205 km para llegar a Quidico, a través de la Ruta 160 Coronel- Lota, luego por Laraquete, Carampangue, Curanilahue, Los Álamos y Cañete. Luego, se llega a Peleco y, posteriormente, se toma la ruta por la costa (oeste) que recorre 73 Km hasta llegar a la caleta.

     

    Recursos:

    Locos, cochayuyo, macha, navajuela, robalo, corvina, lisa, merluza común.

    Compartir

    A sólo 20 minutos del centro de Talcahuano, Caleta Tumbes asoma como una de las caletas pesqueras más tradicionales de la Región del Biobío. Ubicada en el costado norte de la Península de Tumbes, justo al frente de la Isla Quiriquina, sus pintorescas casas y cientos de embarcaciones artesanales que descansan en el mar hacen de ella un lugar único que sorprende a sus visitantes.

    En Tumbes se respira pesca. Las actividades propias del sector se realizan a diario y a toda hora en la costanera de la caleta donde los visitantes pueden observar el tradicional secado de algas, principalmente de Luga; botes entrando y saliendo con recursos bentónicos frescos; y un astillero artesanal que repara embarcaciones menores a tiempo completo.

    La pavimentación de su acceso, concretado hace sólo unos años, le ha dado una vitalidad a la zona que los propios pescadores han aprovechado para entregar, además de parajes únicos, una oferta gastronómica ligada a recursos marinos muy potente y diversa.

    En esto último, Tumbes ha ganado fama y prestigio con restoranes que rescatan las más tradicionales recetas de la cocina nacional tal y como lo son el Caldillo de Congrio, Pailas marinas y pescados fritos y grillados.

    Pero esto no es todo. Existe una receta que sólo se puede encontrar en este rincón de la Región del Biobío y se ha convertido en un plato característico e imperdible para los visitantes: la empanada de mariscos al horno de barro. Muchos de los visitantes vuelven a Tumbes una y otra vez sólo para deleitar su paladar con esta preparación, según cuentan con orgullo los locatarios.

    Una playa, feria artesanal y puestos de venta de pescados y mariscos frescos complementan la oferta que los visitantes pueden disfrutar transformado la visita a Tumbes en un paseo familiar ideal.

    Este circuito se puede complementar con una visita al Monitor Huáscar, el único museo flotante de nuestro país y la Poza de Talcahuano, ubicada a sólo unos 15 minutos de Caleta Tumbes dónde también se encuentra un mercado y puestos de gastronomía marina.


    Acceso:

    Terrestre. En vehículo, desde Talcahuano, subir por ruta Talcahuano-Tumbes. También se puede tomar locomoción colectiva frente al mercado de Talcahuano.

    Recursos:

    Almeja, caracol tegula, cholga, chorito, culengue, erizo, jibia o calamar rojo, lapa negra, lapa reina, lapa rosada, navajuela, picoroco, piure, pulpo, tumbao, jaiba limón, jaiba mármola, jaiba mora, jaiba panchote o cangrejo, jaiba patuda, jaiba peluda o pachona, jaiba reina, jaiba remadora, albacora o pez espada, anchoveta, anguila, apañado, azulejo, bacaladillo o mote, bacalao de profundidad, blanquillo, bonito, breca o bilagay, caballa, cabinza, cabrilla, cabrilla común, chancharro, cojinoba del norte, cojinoba del sur, congrio colorado, congrio dorado, congrio negro, corvina, jurel, lenguado de ojos chicos, lisa, machuelo o tritre, merluza común, palometa, pejegallo, pejerrey de mar, pejesapo, raya volantín, reineta, robalo, rollizo, sardina común, sardina española, sierra, vieja o mulata, chascón o huiro negro, chicorea de mar, cochayuyo, huiro, huiro palo, luche, luga cuchara o corta, luga negra o crespa, luga roja, pelillo.


    Compartir

    Laraquete es un apacible y reconocido balneario ubicado en el Golfo de Arauco. Su extensa playa de arena fina, una de las más visitadas durante la época estival por las características singulares que posee: de tipo plano, sin quiebres abruptos de lecho y con aguas principalmente tranquilas, aptas para actividades como la pesca deportiva y el windsurf, entre otras.

    El balneario cuenta hoy con una nueva costanera que fue implementada en el marco del Plan Estratégico Zona de Rezago de la Provincia de Arauco, iniciativa que está enfocada al turismo, y que permitió dotar a esta caleta con una moderna infraestructura para recibir a los visitantes. Destacan, áreas de equipamiento, estacionamientos, zonas de juegos para niños y espacios deportivos para desarrollar diversos tipos de actividades.

    La caleta se caracteriza también por la presencia de hermosos parajes y roqueríos, ideales para la captación de magníficas postales naturales para los amantes de la fotografía. Además, Laraquete posee la particularidad de contar con acceso al mar a través de la desembocadura del río Las Cruces, en donde se ubica una pintoresca área de desembarque del Sindicato de Pescadores Artesanales local, en la que se puede apreciar con total cercanía las labores propias de los hombres de mar, que día a día preparan sus embarcaciones para realizar sus faenas del tipo pesca blanca, orientada principalmente a recursos como cabrilla y el pejerrey.

    En Laraquete existe además un Sindicato de Buzos y Mariscadores, quienes poseen un área de manejo y una concesión de acuicultura, en la que cultivan cholga (Aulacomya atra) y choro zapato (Choromytilus chorus). También capturan la jaiba remadora, y extraen otro bivalvo, el Semimytilus algosus, un chorito que se consume de manera frecuente en este lugar.

    Desde el punto de vista patrimonial, uno de los aspectos más distintivos de Laraquete es la presencia de un particular tipo de piedra existente en el lecho de río que desciende desde la Cordillera de Nahuelbuta y que le da el nombre al mismo, en el cual es posible encontrar una especie de roca única en Chile. En su centro posee una veta enforma de cruz de color blanca con la que se confeccionan diversos tipos de artesanías, muy apreciadas por los turistas.

    La “piedra cruz” se nutre de una antigua leyenda local que narra la historia de cómo las lágrimas de amor de una doncella cristiana por un toqui araucano quedaron petrificadas en forma de cruz. Este relato es narrado con lujo de detalles por Luis Friz, reconocido artesano local, que lleva más de 30 años trabajando con este tipo de piedra perteneciente a la familia de Andalucita.

    Laraquete es conocido también por su amplia oferta gastronómica, que va desde las famosas tortillas de rescoldo y marisco que las palomitas blancas, vendedoras tradicionales de la caleta, ofrecen al momento de llegar al lugar, a reconocidos platos típicos en base a productos del mar, como la paila marina, el suramericano, pastel de jaiba, machas a la parmesana y las infaltables empanadas de mariscos, que son una especialidad de los restaurantes y locales de comida típica que existen en la localidad.


    Fiesta de la tortilla:

    La primera semana de febrero de cada año se realiza la tradicional Fiesta de la Tortilla de Laraquete. Durante el evento, los turistas pueden disfrutar de competencias como el mejor raspador de tortillas y el mejor grito de venta, además de concursos gastronómicos, juegos infantiles, bailes y espectáculos musicales.

    Acceso:

    Laraquete se encuentra ubicada a 20 km al norte de la ciudad de Arauco, en el acceso norte a la Provincia de Arauco, y a 14 km de Lota. Desde Concepción se debe llegar por la Ruta 160, lo cual también es posible través de transporte público.

    Recursos:

    Jaiba marmola, pejerrey de mar, caballa, bonito, blanquillo, almeja, cabrilla española, chicorea de mar, sierra, cholga, congrio colorado, huepo o navaja de mar, jaiba limón, cabrilla común, jaiba remadora, jaiba peluda o pachona.


    Compartir

    Puerto Edén es la última localidad poblada entre Puerto Montt y Puerto Natales, y se ubica en la isla Wellington, a 400 kilómetros de la capital de Última Esperanza.

    A este recóndito lugar, sólo se puede acceder vía marítima, y el desembarco se realiza sólo si las condiciones climáticas lo permiten.

    El poblado está ubicado en el centro del Parque Nacional Bernardo O’Higgins, rodeado de vegetación prístina, fiordos y canales. En esta localidad, reconocida por su aislamiento geográfico, la población no supera los 250 habitantes, y de ellos 15 son de origen kawéskar, transformando a este poblado en el último reducto de este pueblo originario.

    Por su condición de lejanía y aislamiento, Puerto Edén es un paraíso potencial para realizar turismo aventura. Cuenta con montañas, canales y superficies de hielo milenario, donde se pueden practicar actividades como la pesca, montañismo y kayak.

    • Clima: Lluvia durante gran parte del año.
    • Servicios: Alojamiento y Alimentación Hostería Yechal.
    • Cuándo ir: Se puede visitar durante todo el año.
    • Falencias: No poseen luz eléctrica, un tema que se debería subsanar el 2015, gracias al Plan de Desarrollo de Zonas Extremas.


    Contacto:

    Sólo se puede acceder vía marítima Desde Puerto Montt, el viaje por los canales dura dos día, y desde Puerto Natales, un día. El transbordador zarpa desde Puerto Natales los días martes y desde Puerto Montt los días viernes.

    Lugares que se pueden visitar

    Desde aquí se puede visitar el glaciar Pío XI, que nace en Campo de Hielo Sur y es el más grande de Sudamérica, con mil 265 kilómetros cuadrados. Esta gran masa de hielo tiene varios frentes, uno que da al mar, otro al norte más grande y varios brazos más pequeños. Además, se puede acceder al Parque Nacional Bernardo O’Higgins, Isla Angamos, Isla Aldea, Bahía Magenta y Bahía Libertad.


    Compartir

    En la bahía de Corral, a 30 kilómetros de la comuna del mismo nombre en la Región de Los Ríos, se ubica la localidad de Huiro. La extensión de su territorio, centro de tradiciones huilliches, se caracteriza por la presencia de abundantes bosques de un verde intenso y por la riqueza de las especies de aves y mamíferos marinos.

    En esta costa se emplaza la caleta Huiro, rodeada de un paisaje privilegiado y de una paz y tranquilidad que se respira. Aquí veintiocho pescadores artesanales integrantes del sindicato, han levantado una interesante apuesta turística.

    La oferta consiste primeramente en la gastronomía.El plato estrella: los locos apanados. Sin embargo, preparaciones como el budín de sierra, la tortilla de luche y las albóndigas de cochayuyo también han sabido conquistar el paladar de los visitantes. En “El Encanto del Mar”, único restaurant de la caleta, visitado por reconocidos chefs internacionales, han agregado a la carta productos y recetas novedosas como el chancharro frito o a la plancha y las empanadas de sierra. Todo acompañado con ensalada de ulte, chilena, o lechuga y juegos de murta o maqui.

    La cocina lafkenche también está presente. El largo proceso que conlleva la preparación del catuto, plato hecho en base a trigo, lo convierten en una exquisitez posible de degustar sólo en celebraciones y cócteles.

    El sindicato también ofrece caminatas por zonas aledañas a la caleta. El circuito más corto dura alrededor de una hora y media y tiene su punto de partida en la misma caleta. La ruta continúa por el sector conocido como Los Gringos, luego se dirige hacia la Cantera y la Lobería para finalizar en la Piedra Iglesia.

    Durante el trayecto junto con mostrar la fauna marina y los paisajes privilegiados de la bahía, en cada parada los pescadores empapan a los turistas con historias y leyendas ancestrales como por ejemplo cómo los antiguos habitantes del lugar acogieron a dos gringos que sobrevivieron al naufragio de un barco velero o cómo sus antepasados ofrendaban sus cosechas en la Piedra Iglesia.

    El festín del loco

    Celebrar y agradecer la buena cosecha.Con ese propósito en el mes de agosto del año pasado, al término del período de cosecha del loco, los pescadores de la caleta Huiro organizaron el primer festín del loco. Autoridades, comunidad, pescadores y público en general se congregaron a degustar de este producto en distintas preparaciones y a compartir relatos en torno a la extracción del marisco. El éxito de la iniciativa fue tal que apuesta por convertirse en una fiesta tradicional. Los pescadores ya trabajan en la preparación de la segunda versión este 2015.


    Contacto

    David Cárcamo.
    Teléfono:(56+9) 8833 83 03
    Email: caletahuiro@gmail.com

    Acceso:

    En el kilómetro 16 de la ruta Valdivia-Niebla se accede al muelle desde donde salen embarcaciones para pasajeros y vehículos (transbordadores) que realizan el trayecto Niebla-Corral y Corral-Niebla. El transbordador funciona desde las 7 de la mañana hasta las 12 de la noche, en las horas pares sale desde Niebla y en las horas impares sale desde Corral. Al llegar a Corral hay que seguir la carretera costera en dirección sur.

    Recursos:

    Luga roja, luga negra, cabrilla, chancharro, robalo, sierra, lapa negra.


    Compartir

    Considerado uno de los tesoros de la Región de Los Ríos, Mehuin es una parada obligada para quienes visitan la costa de la comuna de San José de la Mariquina.

    Este imponente balneario se encuentra a 70 kilómetros de Valdivia en las orillas de la desembocadura del ancho y caudaloso río Lingue que proviene de la cordillera de Mahuidanchi. Se caracteriza por su extenso humedal rico en biodiversidad de avifauna y una extensa playa con espuma blanca.

    En el extremo sur del pueblo, se emplaza la antigua y colorida caleta de pescadores artesanales, donde más de 20 puestos ofrecen mariscos y pescados extraídos del mar por pescadores, buzos y recolectoras. Variedad en el tipo de presentación hay para todos los gustos. Por ejemplo, se puede comprar productos frescos típicos de la zona como piure, choro, almeja, lenguado, sierra, robalo y luche, entre otros; o también algunos gourmet envasados como el cochayuyo deshidratado o la mermelada preparada en base a este mismo recurso.

    La gastronomía lafquenche también está presente. A través de platos como la sopa “korgiluche maikilkahue” o la sopa de luche de Maiquillahue, las mujeres a cargo de estas cocinerías expresan la identidad cultural de las comunidades que se han asentado en el borde costero.

    La Caleta Mehuín también es reconocida por el emprendimiento turístico que impulsa el Sindicato de Trabajadoras de Productos del Mar, cuyas socias son exclusivamente mujeres.

    Hace unos años, estas mujeres se plantearon el desafío de implementar una iniciativa innovadora y, con el apoyo de instituciones públicas, lograron poner en marcha un circuito turístico a bordo de una embarcación con la que invitan a los turistas tanto nacionales como extranjeros a dar un paseo por el Humedal del Río Lingue.

    Para ello disponen de una embarcación techada, equipamiento de seguridad, capacitación en turismo y un centro de interpretación, donde dan a conocer los atractivos del Humedal que el visitante conocerá a bordo y realizan la venta de los boletos para el recorrido.

    El trayecto bordea islotes que albergan diversas especies de aves, entre ellas pingüinos magallánicos, y también es posible conocer las faenas de extracción de mariscos que buzos locales realizan en el sector.

    Completan el atractivo de la zona sectores cercanos imperdibles de visitar como la Playa Pichicuyin, Manquillahue, Mehuín Bajo, Chan-Chan (con presencia de restos arqueológicos mapuches), Cheuque y Mississipi.


    Contacto:

    Se puede acceder al poblado por un camino asfaltado, el cual se separa hacia la costa desde el pueblo de San José de la Mariquina.

    Recursos:

    Caracol picuyo, caracol tegula, choro, cochayuyo, corvina, erizo, lapa negra, loco, luche, luga negra o crespa, piure, robalo, rollizo, sierra.


    Compartir

    Ubicada a 45 minutos al sur de Puerto Montt, en el primer tramo de la Ruta 7 -más conocida como Carretera Austral-, La Arena es una localidad considerada punto de partida a un mundo de naturaleza virgen, desde donde se pueden realizar caminatas hacia el parque Alerce Andino acompañados de flora y fauna nativa.

    Allí trabaja el Sindicato de Pescadores Artesanales San Pedro, quienes gracias al apoyo de la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura, han consolidado un proyecto de desarrollo local que incorpora actividades turísticas en paralelo a su tradición de hombres y mujeres de mar.

    1. Avistamiento avifauna en isla Pelada o Caicura: Recorrido en embarcación turística iniciado en el muelle desde donde los viajeros se trasladan en un viaje de 30 minutos hacia isla Pelada, en donde se interiorizan acerca de las especies que allí habitan y su proceso de anidación; de regreso el guía les da a conocer las actividades pesqueras que realiza el sindicato y son recibidos con un almuerzo a base de productos del mar y un souvenir diseñado por la organización. A partir de 2015 cuentan con autorización para trasladar 18 pasajeros.

    Valor: $ 6000 por persona sin almuerzo; $11.000 con almuerzo (considera 18 personas por viaje).

    2. Avistamiento avifauna borde nacional alerce andino: El principal atractivo de la excursión es el avistamiento de lobos marinos. El paseo se inicia con un traslado hacia la lobería en donde la embarcación se detiene para experimentar los sonidos e imágenes del estuario del Reloncaví; de regreso son esperados con una degustación de productos del mar. El programa tiene una duración de tres horas incluyendo el almuerzo. A partir de 2015 cuentan con autorización para trasladar 18 pasajeros. Valor: $ 5000 por persona, sin almuerzo; $10.000 con almuerzo, considerando 18 personas por viaje.


    Contacto:

    Viviana Guzmán.
    Teléfono: (56) 9 544 57 133

    Acceso:

    Por la Carretera Austral, antes del embarcadero para cruzar a Puelche.

    Recursos:

    Almeja, sardina austral, tumbao, sardina común, pelillo, pejerrey de mar, merluza del sur o austral, cholga, chorito.


    Compartir

    Ubicada a 32 km de Ancud, en la isla grande de Chiloé, Chepu es una de las localidades más hermosas del lugar. Se inserta en la gran cuenca hidrográfica conformada por ocho ríos, siendo Chepu el afluente más grande y caudaloso de la isla.

    Allí opera el Sindicato de pescadores artesanales Mar Adentro Río Chepu que ofrece dos circuitos turísticos para los visitantes.

    1. Laguna Coluco: Paseo en embarcación turística diseñado para 12 personas, el que zarpa desde el muelle de la caleta hacia la laguna en un recorrido para disfrutar del paisaje y avistamiento de la fauna silvestre, como cisnes de cuello negro y gaviota cahuil. Valor: $11.000, incluye almuerzo.

    2. Islote Ahuenco Metalqui: Circuito diseñado para diez pasajeros que navegan por mar hasta el islote Ahuenco, lugar imponente por sus características geológicas; luego el trayecto continua hasta isla Metalqui en donde se pueden observar pingüinos, patos quetro, gaviotas y lobos de un pelo. Al retorno los viajeros disfrutan de un almuerzo a base de productos del mar. En total, la excusión dura 5 horas y tiene un valor de $40.000 por persona.


    Contacto:

    Viviana Guzmán. 
    Teléfono:(56) 9 544 57 133.
    www.maradentrochepu.cl

    Acceso:

    Desde Ancud tomar la ruta 5 Sur camino a Castro hasta encontrar alguno de los dos desvíos a Chepu, ambos doblando a la derecha del camino: en el kilómetro 14, después del Puente Mechaico; y en el kilómetro 25, inmediatamente después del Restaurant El Transportista.

    Recursos:

    Choro, luga roja, centolla, loco, jaiba marmola, luga negra o crespa.


    Compartir

    La localidad de Nehuentúe se encuentra en la comuna de Carahue, provincia de Cautín, en la Región de la Araucanía. Se caracteriza por sus nuevas cocinerías al borde del rio Imperial emplazadas en la costanera y que son atendidas por las mujeres de los pescadores locales. Gozan del prestigio de ser conocidas como la “Perla de la Costa de La Araucanía”.

    La mitilicultura es la principal actividad económica que se realiza en esta caleta. Consiste básicamente en mantener grandes cantidades de semillas de mitílidos, hasta que alcancen una talla comercial. Para ello, se utilizan implementos e infraestructura aptos para su correcto desarrollo.

    Gracias a ello, el producto estrella de Nehuentúe, y de la costa de La Araucanía, es el mitílido choro maltón o zapato. Este bivalvo de cuerpo blando y exquisito sabor constituye el principal ingrediente que utilizan las cocinerías de la zona que cada día abastecen la demanda de los exigentes paladares que disfrutan de los productos gourmet.

    Esta actividad se complementa con la recolección de recursos como cochayuyo, piure, jaibas, luga y luche, en la zona lafkenche de Carahue. Mientras que la pesca artesanal que se realiza en la zona se enfoca en la extracción de robalo y corvina, entre otros, productos que también están presentes en la rica gastronomía de la caleta.

    Otros panoramas que entusiasman a los turistas son los recorridos en bote por los humedales, el avistamiento de una gran variedad de aves silvestres, o los paseos en lancha o barcaza por el rio hacia Puerto Saavedra.

    Distante a unos 3 kilómetros también es posible disfrutar de la fascinante playa Moncul. Para acceder a este lugar se debe cruzar en una barcaza habilitada solo para peatones. Una vez allí, los visitantes tienen la oportunidad de disfrutar vistas panorámicas y de contratar servicios podrás practicar skite surf y parapente.


    Contacto:

    Sindicato de Trabajadores Independientes Productivo y Comercial de Pescadores Artesanales, Buzos, Mariscadores, Acuicultores, Recolectores de Orilla, Turismo y Labores Afines Bicomunal de la Desembocadura del Rio Imperial. Teléfonos: (56)(45) 29 22 529 | (9) 619 93 624.

    Acceso:

    Desde el norte, tomar la ruta 5 sur. Una vez en Temuco continuar por el camino que va a la costa por Nueva Imperial-Carahue-Puerto Saavedra. Se puede tomar el desvío en Tranapuente para llegar a Nehuentue o bien cruzar en balsa el Río Imperial.

    Recursos:

    Choro, cochayuyo, corvina, huiro, luche, luga negra o crespa, luga roja, piure, róbalo.


    Compartir

    La Caleta El Huilque, situada en el borde de la Laguna Imperial, es el principal desembarcadero de recursos pesqueros de Puerto Saavedra, Región de La Araucanía. En este lugar diez familias de pescadores artesanales ofrecen a los turistas, que llegan atraídos por la cultura mapuche lafkenche, comidas y artesanías típicas de la zona.

    Al llegar a caleta el propio paisaje se encarga de definir cuál es la primera parada obligatoria para los visitantes. Frente a El Huilque se encuentra el balneario de Los Pinos hasta donde se puede acceder en bote, servicio que ofrecen los pescadores artesanales. Allí se puede disfrutar de una zona de camping y la tranquilidad de las aguas la hacen propicia para la práctica de juegos acuáticos.

    Desde el mismo centro gastronómico de la caleta también surgen otros destinos turísticos por tierra. Para ello, disponen de una van con capacidad para 15 pasajeros.

    La primera ruta consiste en un city tour desde las ruinas de Puerto Saavedra hasta el Boca Budi. Un segundo circuito nace desde el centro gastronómico con destino final a la isla Llepo, distante a unos 16 kilómetros de Puerto Saavedra. Durante el trayecto se puede disfrutar del avistamiento de aves, de la belleza de los humedales del lago Budi y de un paseo por las islas presentes en el lago. Una vez en la isla Llepo, se puede realizar trekking, recorrer las tiendas de artesanía, visitar el museo de herramientas y utensilios mapuches y si el visitante lo desea, alojar en ruca.

    Quienes se encuentran en Isla Llepo la primera semana de febrero, podrán participar, junto a las 500 personas se dan cita en el lugar desde hace 17 años, de la fiesta costumbrista que incluye una regata, gastronomía y artesanía típica de la cuenca del Lago Budi. Este año, el evento tendrá lugar el día 07 de febrero.

    El último trayecto contempla toda la cuenca del Lago Budi, visita a las comunidades mapuches y recorridos por Puerto Mengue, Carahue y Puerto Saavedra.

    El recorrido por el lago Budi constituye una experiencia alucinante. No sólo porque es el lago salado más austral del mundo y único en América, sino que también porque en sus alrededores viven más de cien comunidades mapuche lafkenche que mantienen y atesoran su cultura. Y si eso no fuera suficiente, el ecosistema característico de lugar alberga a 145 especies de aves lo que representa el 70 por ciento de las aves existentes a nivel nacional concentradas en un mismo lugar. De ellas tres son endémicas (perdiz chilena, choroy y tenca). Todo un deleite para los amantes de la flora y de la fauna.

    Paseos en Catamarán

    A 500 metros de la caleta El Huilque también se encuentra el primer catamarán turístico de la zona que surge con el propósito de recuperar la navegabilidad del río Imperial. Con capacidad para 60 personas, ofrece tres alternativas de recorridos.

    El primer trayecto demora alrededor de 20 minutos y tiene como destino una playa poco explorada que se encuentra cercana a la desembocadura del río Imperial. Allí los visitantes pueden descender del catamarán y disfrutar de aguas limpias y tranquilas.

    La segunda ruta es a Nehuentúe, centro gastronómico y artesanal por excelencia, donde los primeros días de febrero de cada año tiene lugar la semana costumbrista de Nehuentúe. El recorrido dura cerca de dos horas, tiempo que incluye el traslado y recorrido por la localidad.

    El último destino es Carahue. Aquí es posible interiorizarse de la cultura mapuche lafkenche y disfrutar de atractivas playas. Visita obligada para los turistas es el Museo de los Motores a Vapor que cuenta de 40 locomóviles que se usaron en trabajos agrícolas, forestales e industriales. Dependiendo de la ruta y del número de pasajeros, el catamarán ofrece atención a bordo.


    Contacto:

    Héctor Vallejo Saavedra.
    Teléfonos: (56+62) 62 42 71 – (56+9) 8143 81 59. 
    También a través de la Municipalidad de Puerto Saavedra. Miguel Bonifay (catamarán).
    Teléfono: (56+9) 9863 70 12.

    Acceso:

    Por tierra. La vía más expedita es la ruta Temuco – Nueva Imperial – Carahue-Puerto Saavedra. También existe locomoción colectiva que sale desde Temuco varias veces al día.

    Recursos:

    Congrio colorado, corvina, lisa, pejerrey de mar, róbalo, tollo.


    Compartir

    La pequeña población de Puerto Gaviota en Aysén, donde hoy habitan unas 40 personas, apuesta a que el turismo permitirá reactivar la vida y actividad económica de la isla. El lugar se encuentra lejos de los días en que unas 1.000 personas en la década del 80 bullían de actividad en medio de la fiebre de la merluza.

    Sus habitantes afirman que los fiordos, canales y la abundante naturaleza y fauna del Parque Nacional Isla Magdalena, donde se emplaza el villorrio, constituyen un incomparable atractivo turístico para los amantes de la Patagonia.

    Para llegar a la isla se deben emplear unas tres horas de navegación en lancha desde Puerto Cisnes. También existe conectividad mediante dos viajes a la semana que realiza la barcaza de Naviera Austral, que desde Puerto Chacabuco tarda unas 6 horas.

    Ya en el lugar, sus pasarelas serpentean ante la inexistencia de calles para conectar con sus cerca de 50 viviendas, ante una impresionante bahía que aguarda a los visitantes. Este maravilloso paisaje es el escenario de la fiesta costumbrista que cada verano celebran los habitantes del pueblo. Este 2016 la cita será los días 5, 6 y 7 de febrero.

    Puerto Gaviota cuenta con 18 horas de electricidad, posee 30 camas disponibles para los visitantes y tres lugares de venta de abarrotes. Sin embargo, los lugareños afirman que ha sido creciente la llegada de turistas a partir de septiembre, con una máxima asistencia ocurrida en la fiesta costumbrista el verano pasado con la llegada de unos 150 visitantes.

    En la isla los antiguos pescadores artesanales se encargan de revivir junto a los turistas las prácticas tradicionales de la pesca artesanal en la región, sustento histórico para la población originaria del litoral. Las labores de calado y virado de espineles se realizan a bordo de los botes pesqueros en compañía de antiguos pescadores.

    También se pueden efectuar paseos al islote Santa Isabel e isla San Andrés, aproximarse a loberas, recorrer el poblado y disfrutar de un almuerzo en la sede comunitaria.

    “Llevamos a la gente a conocer un pedacito de esta isla que es gigantesca, porque tiene casi 200 mil hectáreas. Es un tercio de Chiloé. Gaviota es una pequeña bahía que está en una ubicación estratégica para la pesca, vecina al parque”, afirmó la señora Blanca Morrás, quien traslada visitantes a la isla y cuenta además con cabañas de hospedaje.


    Acceso:

    Una vez en la región de Aysén, solo se puede acceder por mar. Para ello las mejores alternativas de transporte público son a través de Naviera Austral. Desde Puerto Chacabuco, zarpa los días lunes a las 23 horas y los viernes a las 12 horas. Desde Puerto Cisnes, zarpa los días jueves y domingo a las 20 horas.

    Recursos:

    Congrio dorado, jaiba marmola, jaiba remadora, merluza del sur o austral, sardina austral.


    Compartir

    Colcura, que en mapudungun significa piedras coloradas, es un balneario ubicado a 5 km al sur de la comuna de Lota, en la Región del Biobío.

    Este balneario posee rasgos muy distintivos que poco a poco lo han ido transformando en destino obligado de paseos familiares, dada las características morfodinámicas del mismo, como es su conformación en base a un sedimento suave de arenas blancas, su pendiente leve y la forma de la playa, del tipo protegida, que genera un oleaje más bien moderado, ideal para la práctica de deportes náuticos, caminatas y pesca de orilla.

    En Colcura existe un sindicato integrado por buzos, mariscadores y pescadores artesanales, principalmente tripulantes de embarcaciones pelágicas. La recolección de algas es una actividad importante de las mujeres del Sindicato y de sectores como Fuerte Viejo.

    Un sector de la playa cuenta con una nueva y moderna costanera en la cual se ubican numerosos locales gastronómicos que ofrecen platos típicos de la zona, donde destacan los mariscales fríos y calientes, y generosas versiones de la tradicional paila marina. Además, la presencia de cerros de bosque nativo y los desniveles propios del terreno generan hermosos miradores que permiten contemplar la belleza del lugar, destacando formaciones rocosas muy visitadas por los turistas, como es el caso de la “piedra del camello”.

    Otra de las bondades del balneario es su cercanía con el camping Municipal de Lota, un amplio espacio equipado con baños, duchas, quinchos, agua potable y luz pública.

    Colcura tiene como elemento diferenciador su estrecha relación con la historia. Esto se debe a la importancia estratégica de su ubicación, en donde se estableció en 1602, uno de los principales fuertes de la región durante la época colonial bajo el nombre de “San Miguel Arcángel”, lugar que hoy es posible visitar y que se emplaza en los cerros ubicados al norte de la playa, el cual es considerado Monumento Histórico de Chile.

    El vínculo de la playa con la historia y la idiosincrasia de Lota no concluyen allí, ya que a unos pocos kilómetros se accede a atractivos panoramas de turismo patrimonial, como son la mina “Chiflón del Diablo”, el “Parque de Lota” y el “Pabellón 83”, entre otros.


    Acceso:

    Para acceder desde Concepción se puede optar la ruta Concepción-Lota, desde la ex ciudad minera se llega al Valle de Colcura, tomando la carretera Fernando Maira (160).Existen también buses rurales e interprovinciales de Arauco que pasan por el lugar, y, desde Lagunillas, Coronel y Lota, existen líneas de buses urbanos que llegan hasta Colcura.

    Recursos:

    Huepo o navaja de mar, huiro, huiro palo, luga negra o crespa.


    Compartir

    La localidad fue fundada en 1955, basando –en un principio– su economía en la explotación maderera y siendo clave para los primeros asentamientos de etnias originarias. Hoy, con una infraestructura ligada a este noble material, esta singular zona, con una arquitectura única, se ha convertido en destino protagonista de la Provincia de los Glaciares.

    Escarpadas montañas, glaciares, ríos y bosques de infinita belleza adornan uno de los lugares más sorprendentes del sur de Chile, en la Región de Aysén. Ahí, desde la desembocadura del Río Baker, emerge un hermoso y pintoresco pueblo que posee mágicas historias de exploradores y esforzados colonos: Caleta Tortel.

    Tortel tiene un pintoresco estilo arquitectónico, legado de los inmigrantes y primeros chilenos que llegaron, especialmente, desde la isla de Chiloé. Esto se ve reflejado en sus antiguas casonas de ciprés, muchas de ellas adornadas con añosas tejuelas, que les otorgan una gran terminación a sus fachadas. Piezas labradas a hacha que ofrecen calidez y singular belleza de esta noble y aromática madera, llena de tradición, encanto e historia. Además de su reconocida durabilidad en el tiempo.

    Hoy, la actividad del ciprés disminuyó. La extracción de esta madera está actualmente regulada a través de planes de manejo y las nuevas generaciones no están perpetuando este antiguo oficio. Esto llevó a los Hijos del Ciprés a cambiar definitivamente su mirada a otros ámbitos productivos, especialmente al turismo.

    Existen diversas historias de vida e iniciativas que destacan en torno a este proceso de reinvención, todo con el objetivo de sacar adelante a su comuna y posicionarla como destino a la costa de la denominada Provincia de los Glaciares.

    Lodges, hospedajes, restoranes, gastronomía local, artesanías, navegaciones, senderismo son parte de la oferta de servicios que hoy presta Tortel a quienes la visitan.

    Esta caleta y los atractivos que la rodean son parada obligada para quienes recorren la Carretera Austral, en donde también podrán disfrutar de un paisaje único en el país, asombrarse con la flora y sus bosques interminables, como también conocer un pueblo en el que no existen las calles de cemento y otras características que permitirán hacerse una idea clara de la vida en la Patagonia profunda y que está por descubrirse.



    Compartir

    Comuna ubicada a 138 km de Puerto Montt, característica por sus grandes cerros y paredes de granito, se perfila como uno de los destinos favoritos de los amantes de la naturaleza y el turismo sustentable. Gracias al apoyo de la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura, el Sindicato de Pescadores Artesanales de Cochamó ha desarrollado un emprendimiento turístico que complementa su actividad económica principal.

    Observación de flora y fauna silvestre en el estuario de Reloncaví: Se inicia con un city tour de 30 minutos por la localidad para admirar la arquitectura de la zona, posteriormente los turistas se dirigen hacia el muelle en donde se embarcan para realizar la navegación durante tres horas. Valor: $16.000 por persona, incluye almuerzo.

    Pesca en altura: Actividad en la que los turistas pueden observar la faena de pesca en mar abierto, para ello se dirigen hacia el sitio de calado, en la localidad de Relonhué, en donde permanecen alrededor de 30 minutos mientras la nave de pesca artesanal realiza la labor.

    Paseos en kayak: Por hora: $3.000 c/u; por hora con guía: $5.000; por la mañana: $10.000 c/u; por el día: $20.000 c/u; y por día con guía: $20.000



    Compartir

    Bahía Mansa es una caleta pesquera que pertenece a la comuna de San Juan de la Costa, ubicada a un poco más de una hora de Osorno ostenta una interesante variedad se atractivos turísticos. Entre ellos destacan varios circuitos que mezclan tradiciones y gastronomía, además de restaurantes, alojamiento, camping y una amplia diversidad de productos del mar que tienen la particularidad de ser frescos.

    Se accede a esta localidad desde Osorno transitando la Ruta U-40 o tomando los buses que van hacia la costa desde el terminal de buses osornino. La ruta se encuentra 100% asfaltada, lo que hace que estas localidades tengan un fácil acceso, además desde Bahía Mansa se puede acceder a otras caletas aledañas, como Pucatrihue y Maicolpué, las que componen todo un itinerario turístico. De igual manera y por vía marítima se puede llegar a las caletas Cóndor y Huellelhue.

    Como atractivo natural, Bahía Mansa posee hermosas playas, además se encuentra cercana al Área Marina Protegida de Lakfen Mapu Lahual que está inserta en el territorio de áreas protegidas indígenas Mapu Lahual, la que constituye la primera red de parques indígenas abocados a proteger la flora y fauna del bosque nativo de esta zona.

    Aquí se practica de forma insipiente la pesca recreativa en el mar, tanto de orilla como embarcado, siendo muy abundantes los pejerreyes, sierras y cabrillas. Su cercanía al área protegida indígena Mapu Lahual la convierten en un destino turístico muy vinculado a la naturaleza y a la cultura mupuche-huilliche.

    El circuito que componen las vecinas caletas de Bahía Mansa, Pucatrihue y Maicolpue destacan por ser un concurrido balneario que sobresale por sus playas de arenas blancas y sus empanadas de queso y mariscos que son servidas en la cocinarías locales, entre otros platos marinos. Como ya es tradición, para esta temporada estival el municipio local ha organizado una serie eventos como ferias gastronomitas y fiestas costumbristas.



    Compartir

    Región De Arica y Parinacota

    Región De Tarapacá

    Región De Antofagasta

    Región De Atacama

    Región De Coquimbo

    Calendario

    Diciembre 2017
    Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Domingo
    27/11/2017 28/11/2017 29/11/2017 30/11/2017 01/12/2017 02/12/2017 03/12/2017
    04/12/2017 05/12/2017 06/12/2017 07/12/2017

    Category: General07/12/2017

    08/12/2017 09/12/2017 10/12/2017
    11/12/2017

    Category: General11/12/2017

    12/12/2017 13/12/2017 14/12/2017 15/12/2017 16/12/2017 17/12/2017
    18/12/2017 19/12/2017 20/12/2017 21/12/2017 22/12/2017 23/12/2017 24/12/2017
    25/12/2017 26/12/2017 27/12/2017 28/12/2017 29/12/2017 30/12/2017 31/12/2017

    Instagram